miércoles, 4 de julio de 2012

Reseña LIBRO: Sanitarios centenarios - Fernando Sorrentino

Sanitarios centenarios, originalmente publicado en 1979, y publicado en nuestro país en 2008.

El libro nos cuenta las vivencias de un empleado de una agencia publicitaria, al que le encargan la creación de la campaña para la empresa de Sanitarios Spettanza (es decir, de Váteres, lavabos, bidés y urinarios), con motivo de la celebración del 100 aniversario de dicha empresa.

A simple vista, puede parecer que el libro trate sobre el mundo de la publicidad (eso pensaba yo) pero no es así. Solamente la primera parte se centra en este punto, después, gira entorno a la consquita "amorosa" de Patricia Espettanza y otras chicas, y en las situaciones en las que se ve envuelto el protagonista.

La primera parte, se ha quedado algo anticuada. El mundo de la publicidad ha cambiado mucho desde 1979... Y publicar este libro en pleno 2008, haciendo hincapié en que es un libro crítico sobre ese mundo, es un error. Si bien en 1979, los textos que propone el protagonista son vistos como "una magistral creatividad" -cosa que no comparto-, si usamos los referentes de hoy en día, todavía salen peor parados. Se supone que es la mejor agencia de publicidad de toda argentina y la campaña que se inventan, no tiene ni pizca de calidad (en ningún sentido). Ni en los ochenta, ni hoy.
El escritor, Fernando Sorrentino, no es publicitario y mucho menos "creativo publicitario", eso se nota bastante. Hace uso de estereotípos para "hacer la gracia fácil". El libro no parece ir por el camino de la crítica, como se empeña en afirmar la editorial española. Esto tiene pinta de ser cosas de la editorial y su sinopsis "adornada".

El resto de la novela, está bastante entretenida. Las charlas con Lucas Espettanza, su hija, y otros personajes, son amenas y en algunos casos te sacan una sonrisa. Pero cuando se mete en temas "creativos" echa por tierra todo lo anterior.

Bastante pobre como libro de humor, debido al gran uso de estereotipos muy manidos. En 1979, pudieron tener su gracia, hoy quedan muy sosos y algo manidos. La primera parte del libro me recordó a los Spots que incluía Almodovar en sus películas.
Véanse estos spots, incluidos dentro de la película de Almodóvar, Pepi Luci y Bom (1980): 

Aun así el libro tiene algunos apectos a destacar favorables. El hecho de que nos muestre a los directivos de sanitarios Spettaza como unos "sabelotodo", pero que en realidad no saben ni redactar un resumen de la vida empresarial, está muy acertado.

Lo mejor:
  • Que sea una empresa de Sanitarios.
  • Algunas críticas a los directivos.
  • Algunas escenas realmente graciosas
  • La primera parte.

Lo peor:
  • Gran uso de estereotipos muy manidos.
  • Hernando Genovese, el redactor creativo, de creativo no tiene nada. Lo que me pregunto yo es: ¿Cómo habrá conseguido sacarse la carrera? Copió seguro, XDDDD
  • Empieza muy bien, pero después se va por las ramas y se centra en detalles que, e incluso el propio autor afirma,  no tienen nada que ver con la historia en sí.
  • La segunda y tercera parte.

Comparemos portadas
La portada española, horrorosa a más no poder. @_@

2 comentarios :

  1. Si hay algo que está en constante cambio es la publicidad, cada año hay nuevas tendencias así que lo único que me llama la atención es quizás ver cómo refleja el gremio publicista en esa época. En realidad por lo demás poco me atrae, y llevas razón, la portada es bastante fea pero hay que admitir que un tío con esas pintas y sentado en un váter llama mucho la atención.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, más que tendencias, la publicidad se va adaptando a los cambios de la sociedad. Adapta su lenguaje y siempre intenta innovar en la forma de comunicar. En este libro no verás ningún reflejo de la comunicación de 1979...
    Personalmente no te lo recomiendo. Si lo que te interesa es el mundo de la publicidad, te recomiendo 13.99€ (el libro se titula así, jeje,) de Frederic Beigbeder. Escrito por un publicitario, que un día se hartó de este mundillo y escribió esta novela en forma de protesta. A los pocos dias lo despidieron de la agencia de publicidad en la que trabajaba. Es un libro muy divertido, algo exagerado, pero cumple con lo que promete: criticar la forma de trabajar de las agencias.

    ResponderEliminar