jueves, 9 de febrero de 2012

Reseña - El viejo y el mar - Ernest Hemingway




Hacía tiempo que tenía pendiente este clásico. Y es que el argumento no me atraía en absoluto, siempre acababa por aplazarlo. De no ser por las buenas críticas y las recomendaciones no me habría decidido.
El argumento se basa exlusivamente en un viejo pescador que sale a pescar, se topa con un pez muy grande y pone todo su empeño en pescarlo. 

La verdad es que el libro no está mal. Muy bien escrito y de rápida lectura, eso es indiscutible. Pero hay algunas cosas que me gustaría destacar, más allá de la calidad literaria del autor
1) El viejo me caía mal desde la hoja 1. XD Y cuando cuenta que le gustaba escuchar como reventaban las tortugas al pisarlas con sus pies callosos... Deseaba que el mar se lo tragara y acabara con su vida. 
2) Otro aspecto del viejo que me llamó la atención es que no parece humano. Nada puede con él. Desayuna únicamente un café con leche condensada y se lleva una botella de agua para pasar TODO el día en el mar. Que después son 3. Viejo inconsciente. Vale que no tenga dinero, pero salir con una única botella de agua a pescar a pleno sol...  ¡¿Cuántos litros de agua tenía esa botella?! Yo quería que se desmayara o algo, por matar a las tortugas... pero él todavía tenía fuerzas para luchar contra el pez.
3) En algunos casos me ha recordado al libro de Yoko Ogawa "La fórmula preferida del profesor", ambos ancianos son fanáticos del Baseball. Aunque el viejo profesor me caía bien y este viejo pescador no.
De haberla escrito yo, la hubiese terminado con el viejo devorado por delfines, orcas, tiburones y torgutas tras resbalarse de la cubierta del barco por culpa de alguna gaviota.  
  Photobucket

No hay comentarios :

Publicar un comentario